lunes, noviembre 20/2017
Inicio » Columnistas » El arte de la mujer en el cine.
Paute Aquí

El arte de la mujer en el cine.

Por : Yulieth Beltrán / Fundación Julieth Beltrán

No soy muy cinéfila, ni mucho menos experta en temas cineastas pero en una ocasión intente acordarme de películas que yo había visto donde una mujer fuera la directora y no logré acordarme de ninguna (seguramente antes no prestaba mucha atención al tema) pero me hice el compromiso personal de mirar en un mes al menos 5 películas dirigidas por Mujeres o por lo menos donde una Mujer sea la protagonista y es que según una investigación publicada por el Instituto Geena Davis, las películas más comerciales de 11 países, solamente el 7% tenían mujeres en la dirección y es que si el arte puede llegar a ser un mecanismo de transformación social, el cambio debe empezar por nosotras mismas.

Adoptar una conducta que se oponga a los patrones de desigualdad de género que sistemáticamente se han reproducido es lo que hace la diferencia individualmente. Por eso la iniciativa es que nosotras nos motivemos a ver más películas dirigidas por mujeres, quizá sea una pequeña revolución, una que está a nuestro alcance como espectadoras.

Es verdad que hay perspectivas distintas, porque las experiencias de las mujeres suelen ser diferentes a las de los hombres, sobre todo en una sociedad todavía tan sexistas. Tal vez alguna persona diga que las películas dirigidas por mujeres son demasiado dramáticas, he percibido que cuando las mujeres tenemos la oportunidad de contar historias, sentimos la necesidad de expresar aquello que nos callan, de enseñar el dolor y el sufrimiento que involucra ser mujer en esta sociedad que nos minimiza, deprecia y maltrata, desde las violencias más chiquitas hasta las más grandes. Esas vivencias, tanto personales como en la propia industria del cine, son parte de la formación de quienes escriben y dirigen películas y de alguna manera se ve directamente reflejado en su obra. Pero también hay que reconocer que existen otros géneros más divertidos como “MAMMA MÍA” escrita por Phyllida Lloyd que ha gustado al público  o  “ZONA DE MIEDO” Dirigida por Kathryn Bigelow, ganadora del premio Oscar por mejor Dirección y ni olvidar “WONDER WOMAN” si, Mujer Maravilla, en donde su Directora fue Patty Jenkins, estrenada en Colombia este año.

Es lindo ver películas divertidas y hasta románticas sin los estereotipos obstinados de siempre. Y ojalá las mujeres tengamos la posibilidad de transitar por la vida con más alegría y libertad, sin estar tan condicionadas a las limitaciones de género, al miedo y las vulnerabilidades de ser víctimas de violencia, a la que estamos todas expuestas por el solo hecho de ser mujeres

De las películas más taquilleras y premiadas del mundo su gran mayoría están dirigidas por hombres y el 25% protagonizada por mujeres. ¿Ya se dieron cuenta de esto? que durante toda nuestra vida, solamente una mínima parte de las historias que solemos ver en el cine poseen en sus roles principales a aquellas que son más de la mitad de la población del mundo, repito, del mundo. Y claro que la representación de mujeres en el cine es un tema importante, ver más y variadas historias de mujeres en la pantalla causa un impacto significativo. Contribuye a la formación de nuestros conceptos, expectativas y aspiraciones, nos ayudan a conocernos y sirven de inspiración. También es muy sano y necesario para los varones, tanto por presentar distintas representaciones de las mujeres, como porque el arte posee ese poder para trasladarnos a otros espacios.

Infelizmente, todavía existe la percepción de que si una película es protagonizada por mujeres, entonces es cine exclusivamente para “chicas”. Hay que derribar ese prejuicio. Debemos tomar conciencia acerca de nuestros hábitos culturales y de invitar al cambio, estamos acostumbradas a que los personajes masculinos sean la representación neutra del ser humano, aquella con lo que mujeres y hombres pueden identificarse. Las mujeres tenemos que construir nuevas concepciones, buscar y valorar más protagonismo femenino en la cultura. Y los varones también deberían interesarse y disfrutar de ver historias con personajes femeninos centrales e incluso identificarse en muchos aspectos.

Por supuesto que hay otras medidas que pueden y deben ser adoptadas desde otros puntos, como ya vienen haciendo mujeres de la propia industria del cine y la producción audiovisual, con pronunciamientos en los medios, denuncias de abusos tras las bambalinas, manifestaciones por más igualdad en los premios y en los pagos, así como acciones legales para cuestionar la desigualdad y también promover la diversidad y la inclusión en la financiación de películas.

Vea También

‘Chumy’

Por: Daniela Fernández Mora. “Quisiera ser como el viento para que no me vean, pero me …

Las cosas que dejamos en los libros

Los libros, esos objetos en los que cabe el mundo, también guardan pedazos de nuestra …

La trata de personas que desconoce de víctima o victimario.

Faltaban apenas 5 días para la conmemoración Nacional del día de la memoria y solidaridad …

Deja un comentario